Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Entrevistra a Josico

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Entrevistra a Josico

“ME CONSIDERO UN HOMBRE AFORTUNADO EN ESTO DEL FÚTBOL”

por  @thecorner_blog

Tras casi un año sin publicar nada en el blog, y con la iniciativa y ayuda de un amigo (gracias Víctor), me surgió la posibilidad de entrevistar a un futbolista con el que compartía pueblo de origen: José Joaquín Moreno Verdú, más conocido como “Josico”. Diez temporadas en Primera División, más de 400 partidos como profesional, subcampeón de Liga, semifinalista de Champions, semifinalista de Europa League, campeón de la Eurocopa sub 21 con España e indiscutible en casi todos los equipos en los que jugó (Albacete, Las Palmas, Villarreal y Fenerbahce). Todo un privilegio para mi primera entrevista.

Muy cercano, humilde, con la cabeza muy bien amueblada. Tal y como fue en toda su carrera como jugador. Y con ganas de seguir formándose y subiendo peldaños como entrenador. Esa es la impresión que da Josico en el trato personal.

Pregunta: ¿Cuándo pensaste que te podrías dedicar al fútbol profesionalmente? ¿Cómo fueron tus inicios?

Respuesta: Yo empecé como creo que todos los niños, en el colegio. Desde muy pequeño siempre me ha gustado mucho el fútbol. Quizá ya el fútbol de ahora no se parece al de antes, porque antes era salir del colegio, tirar la cartera y a la calle. Y se nota mucho, hoy en día, el futbolista de “escuelita” a los que se forman en la calle. ¿Cuándo sabes si uno va a ser futbolista? Lo primero que tienes que tener es creer en ti, tener ilusión y poco a poco ir creciendo y formándote y no tirar nunca la toalla. Porque a lo largo de la vida en el fútbol, ahora, con la experiencia que tengo, pasan muchos trenes y no sabes cuál es el bueno. Pero, cualquiera que tiene condiciones, que quiere, y que se propone tratar de conseguir el máximo, sin saber cuál es tu techo. Seguir trabajando, no bajar los brazos, seguir formándote, ir creciendo y confiar en ti. Como te he dicho antes, en mi vida han pasado muchos trenes, unos han ido a buen puerto, otros a malo, pero siempre he confiado y al final cogí el tren bueno. Sí que también hay que tener un poco de suerte para que todo eso se dé y vivir lo que yo he vivido en el mundo del fútbol.

P: De los clubes de los que has formado parte, ¿cuál es en el que más a gusto has estado? Entiendo que será Las Palmas o Villarreal.

R: Es que Albacete también. Yo he tenido tres clubs, aparte de la experiencia por Turquía y antes que fiché un año por la cantera del Real Madrid. Uno me dio a conocer y me formó, que fue el Albacete. Antes pasé por lo más profundo del fútbol, que era jugar en Segunda Regional, en Primera Regional, en Preferente. He jugado en todas las categorías posibles. No sé si habrá muchos jugadores que hayan pasado desde Segunda Regional, con trece años. Hace poco, antes de que muriera Gangui, que era el utillero del Hellín, hablábamos y me decía que tenía un problema conmigo siempre porque me tenía que falsificar la ficha y me tenía que meter en la ficha de otro porque no tenía edad para jugar con el Hellín en Segunda Regional, que es donde está ahora mismo. Cuando hago charlas y cuando hablo con mucha gente, les hago ver que también de Segunda Regional, de Primera Regional, de Preferente o de pueblos como Isso, Tobarra o pueblos pequeños que no tienen las infraestructuras de unas grandes capitales ni los medios, ni los campos ni las instalaciones, pues también salen futbolistas de esos sitios. Y en cuanto a la pregunta, no te puedo contestar porque, imagínate Albacete para mí lo que fue: te da la oportunidad. En Las Palmas estoy cuatro años, subo a Primera División y me siento como un canario más, me hacen sentir muy a gusto. Después Villarreal, voy con el objetivo de la salvación y puedo vivir semifinal de Champions, semifinal de UEFA, segundos en Liga dos años colándonos entre Madrid y Barcelona…Imagínate todo lo que he vivido. Entonces, me siento muy a gusto en las tres ciudades que me has nombrado, súper a gusto, así que no te puedo decir ninguna.

P: Esos logros que has tenido me sirven para preguntarte, ¿es fácil que se suban esos éxitos a la cabeza? Porque, como has dicho, has pasado por todas las categorías y llegas hasta una semifinal de Champions, ganas una Eurocopa sub 21, etc. Has estado al máximo nivel muchos años.

R: Me hubiera gustado, sobre todo con el Villarreal, haber ganado algo, porque creo que estuvimos rondándolo, y quizá la suerte que ha tenido el Sevilla, que es un equipo que ha crecido, más o menos, parejo al Villarreal, teniendo esa suerte en esos momentos, en esas finales, ha conseguido meterse en una dinámica ganadora. Y Villarreal, lo hemos tenido cerca y, por suerte o por otros motivos, no se ha conseguido, pero el trabajo está ahí: codearte con equipos como Inter de Milán, como Manchester United que en aquel entonces estaban Cristiano Ronaldo, Rooney…De eso guardas grandes recuerdos. Y el haberte visto ahí al más alto nivel en esto del fútbol siempre es una satisfacción cuando uno mira para atrás.

P: ¿Crees que es muy importante la mentalidad de un futbolista para triunfar? ¿A muchos se les va la cabeza cuando se ven ahí? De ti ya lo sabía, pero ahora que te estoy conociendo un poco más en persona, se te ve con la cabeza muy bien amueblada.

R: Cada jugador, o cada persona, tenemos unas cualidades físicas y psicológicas. Tienes que ir rompiendo barreras, superar miedos, superar situaciones. Y eso te lo da el tiempo. Hay muchos jugadores que suben muy rápido, pero luego no saben asumir todo eso y caen en picado, y hay otros que, quizá el cocerse a fuego lento muchas veces supone que superar esas barreras sea más fácil y las hagas casi sin darte cuenta. Lo mío fue un ascenso muy poco a poco, ir subiendo peldaño a peldaño, cada vez un poquito más, y todo eso me ayudó a ir creciendo. Mi principal virtud en un terreno de juego creo que siempre ha sido el saber de mis condiciones, saber de lo que soy capaz y, sobre todo, el saber lo que quiere el entrenador de ti sobre lo que tienes que hacer en el terreno de juego. Hay muchos jugadores con grandes condiciones o mucho mejores que las que yo tenía, sobre todo en el aspecto a lo mejor físico o técnico. Los hay mejores, los hay peores, pero el aspecto psicológico y el saber lo que hacer en cada momento o situación, saber elegir bien, los entrenadores lo valoran mucho, y mi principal virtud era saber adaptarme al grupo que he tenido, al entrenador que he tenido, al momento que he estado y dar el máximo y cuidarte mucho, por supuesto.

P: Es cierto eso que dices de los entrenadores, prácticamente todos han confiado en ti. Has trabajado con muchos, incluido con Luis Aragonés. La experiencia en Turquía tampoco te fue muy bien, ¿no?

R: No fue un año malo. Allí es como el Madrid aquí: si no ganas Liga, no ganas Copa y no te metes en Europa…Quedamos terceros en Liga, final de Copa…Y allí todo lo que no es ganar…Pero bueno, el año deportivamente bien, porque estar con Güiza, Roberto Carlos, conocer un fútbol distinto, etc. Si ganas todo y sales campeón sería un año exitoso, pero yo saco lo positivo de esa andadura y me quedo con las cosas buenas, que también las hubo.

P: De entre todos los entrenadores que has tenido, ¿cuál ha sido el que más te ha aportado? Ya sé que establecer una clasificación es complicado, pero si te mojaras, ¿cuál sería el que más te ha marcado?

R: Como te decía con los equipos, los entrenadores cada uno en su etapa. Si me pongo a recordar, desde don Bienve que nos montaba en su coche y nos llevaba aquí a entrenar al pabellón de Hellín, y lo pagaba de su bolsillo. De ahí a mi paso por Albacete con Ginés Meléndez y con todos los que tuve ahí, Benito Floro que es el que te da la oportunidad…Pero por ideas, por conceptos, me ha quedado más dentro quizá Manuel Pellegrini. Me dio mucha confianza allí en Villarreal, me sentí un hombre muy importante dentro de todo lo que conseguimos ahí y, a pesar de haber fichado jugadores con mucho nivel, a base de talonario, internacionales con Argentina, con Francia…Siempre empezaba y acababa jugando yo. Para mí fue un entrenador que me marcó porque creo que fue un innovador dentro del fútbol español. Lo que consiguió con el Villarreal no fue flor de un día, nos cambió la mentalidad y, aparte, introdujo cosas que, quizá, hablando con Aragonés, luego las han copiado otros entrenadores por ahí, una manera de trabajar bien definida. Creo que le ha ido bien en el mundo del fútbol y para mí es uno de los entrenadores que más me ha marcado. Luego no te puedes olvidar desde Sergio Kresic a Benito Floro que te da la oportunidad, a Luis Aragonés…Muchísimos. He tenido grandes profesores y grandes entrenadores que han estado al más alto nivel en esto del mundo del fútbol.

P: Uniendo entrenadores con jugadores, has compartido vestuario y has jugado con jugadores enormes: Riquelme, Forlán, Roberto Carlos, Cazorla, Senna, etc. ¿Cuál ha sido el que más te ha impresionado? ¿Cuál ha sido el mayor talento con el que has compartido equipo?

R: Sin olvidarnos junto a todos esos de Guayre, que era un jugadorazo que se perdió por las lesiones, pero tenía unas condiciones tremendas. El mayor talento que he tenido yo al lado mío, desde Valerón en la sub 21 que me acuerdo que nos hizo ganar la Eurocopa, pero quizá Riquelme me ha marcado mucho. Jugaba a su lado y la precisión que tenía ese hombre con el balón, después de lo rápido que sucede todo, de poner el balón donde uno quiere, y tener esa calidad y esa velocidad mental. Aunque le veías que parecía un jugador lento, de pensamiento era rapidísimo. Para mí era un superdotado dentro de esto del fútbol. Llegó y consiguió cosas, pero quizá le faltó el pelín de continuidad que tienen los cracks, o que estamos viendo en Messi y Cristiano, que llevan ya diez años. Este nos dejó detalles pero le faltó la continuidad, pero entrenando y en el día a día podías ver que era un superdotado.

P: Después de analizar tu carrera entera, si miras atrás, ¿hay algún objetivo que te haya faltado por cumplir? ¿Quizá la selección? Estuviste muy cerca, yo te seguía y muchas veces se oía: “Suena Josico”. Pero al final no se dio. ¿Te ha quedado esa espina clavada?

R: Mira, cuando Luis Aragonés tiene el problema con Albelda en Valencia, me llama. Faltaban dos meses para empezar la Eurocopa y para acabar la Liga, y tuve la mala suerte que una acción fortuita con Keita me partió una parte del peroné y ahí se fueron mis opciones de haber sido internacional. Creo que era el momento, me encontraba muy bien, pero bueno, no tuve suerte en ese aspecto. Pero, cuando miras tu vida, hay momentos de suerte, de mala suerte, y yo me considero un hombre afortunado en esto del fútbol, a pesar de haber tenido muchas cosas que te enriquecen y te fortalecen. ¿Suerte? ¿Mala suerte? Me considero un jugador que he tenido suerte y que he podido disfrutar de muchas cosas. Entonces, uno se queda con lo bueno.

P: Esta pregunta va más o menos relacionada con la anterior. Si volvieras atrás, ¿cambiarías algo en tu carrera? ¿Te arrepientes de alguna decisión?

R: Si tuviéramos una varita mágica…Pero como te he dicho, el resumen final de mi carrera deportiva: más que contento.

P: ¿El peor momento dentro de un vestuario? ¿La eliminación en semifinales de Champions con el Arsenal fue muy dura? Lo tuvisteis muy cerca.

R: O bajar con Las Palmas a Segunda División. Hay muchos momentos que se te quedan ahí, imágenes que uno, cuando se compromete con un proyecto y luego no se consigue el objetivo o sale mal, pues hay gente que tiene la capacidad de desconectar y yo soy una persona que lo pongo todo y me cuesta mucho superar esos malos momentos. Pero bueno, te acabas acostumbrando y, como te he dicho antes, hay buenos y malos momentos. Los malos hay que analizarlos y sacar conclusiones para mejorar y dejarlos atrás y sacar siempre lo positivo, porque nunca te puedes quedar siempre pensando en el pasado.

P: Cuando uno está en lo más alto, te paran, te reconocen por la calle, te hacen favores por ser quién eres… ¿Cómo se convive con ese aspecto, por ejemplo en Villarreal, que fue tu etapa de mayor reconocimiento?

R: Yo me sentía allí muy querido, pero también en Villarreal muchas veces entiendes, a menor escala, lo que puede ser un jugador de selección o de Madrid o Barcelona, donde no tienen vida privada. Quizá yo, al vivir en Villarreal, que es un pueblo, la gente y la mentalidad es de pueblo, y te trataban como uno más y teníamos mucho respeto. Pero sí que tiene que ser duro cuando uno no puede tener vida privada. Yo era yo, hacía lo que tenía que hacer y me sentía muy a gusto en el día a día. Sí que tenías que tener cuidado, porque representabas a una camiseta, representabas a un club importante. Y que, en tu zona, no sólo te juzgan por lo que haces dentro del campo sino que también por lo que haces fuera, por lo que tienes que cuidar mucho las formas. Pero bueno, no me he escondido de nada y he tratado de ser como soy y creo que estoy orgulloso de todo.

P: ¿Existe, por tu experiencia y lo que has vivido, la compraventa de jugadores, partidos y las llamadas “cloacas” del fútbol?

R: Cada vez eso está más perseguido. Cuando uno empieza, desde amaños, cosas raras en partidos, etc., se te pasan por la mente o puedes sospechar, pero cada vez creo que se está cercando más a todo eso y tratar de hacer un fútbol más limpio. Aunque es muy difícil, sobre todo con la irrupción de las casas de apuestas ahora mismo dentro del mundo del fútbol. En España menos pero, cuando lo he visto y creo que se ha hecho por el bien de ti, por tus intereses, pues lo puedo entender. Lo que no puedo entender es a equipos que no les va nada y su acción puede afectar a muchos otros que están implicados y que de su sueldo dependen muchas familias. Entonces, hay que tener mucho cuidado cuando uno trata con esas cosas porque las repercusiones son muy grandes.

P: Desde fuera, la imagen que suele tener la gente del futbolista profesional es la de un vividor: cuánto ganan, qué bien viven, etc. ¿Qué aspectos negativos tiene la vida del futbolista que desde fuera no se aprecian a priori?

R: El que tiene un familiar que ha sido futbolista sí sabe más de qué va eso. La gente ve dinero, coches, fama, todo. Y no ven que desde muy pequeño te tienes que ir de casa, que no tienes fines de semana, que no tienes cumpleaños, que tienes un mes de vacaciones en el que te tienes que seguir cuidando; no poder comer lo que uno quiere, no poder beber, no poder salir con los compañeros salvo en contadas ocasiones y con mucho control. Uno se pierde mucho por ahí si quiere realmente vivir de esto del fútbol, pero se supone que te gusta, se supone que te compensa todo eso, y es el vivir de lo que uno quiere.

P: En cuanto a lo de ser entrenador, ¿lo has tenido siempre en mente?

R: Sí, siempre. Yo en el campo era ya un entrenador y trataba de eso, y entonces para mí es fácil. Me pongo a dirigir o veo cualquier cosa y siempre, pues quizá la táctica o mi posición en el campo me hacen verlo desde un punto más global y de tratar de entender el juego. Y ahora de entrenador trato de llevar los pensamientos que yo tenía en el campo.

P: ¿Crees que pudo marcar un antes y un después en tu carrera aquel ascenso frustrado en Las Palmas por aquella invasión de campo? ¿Podrías haber seguido en Primera con ellos?

R: Sí, seguramente hubiera seguido yo. Pero, como te he dicho antes, hay momentos en los que uno tiene mala suerte, pero me quedo con los de buena suerte y me considero un jugador que he tenido suerte a lo largo de mi carrera. Ese día tuve mala suerte, pero no me voy a quedar mirando en eso, sino que voy a seguir trabajando y ya llegará la oportunidad en la que tenga suerte o pueda conseguir el objetivo. Uno analiza las cosas, y mi trabajo estaba hecho. Soy un entrenador que me dedico a entrenar el día a día y luego el fútbol depende de momentos puntuales y en ese momento puntual pues no me acompañó la suerte.

P: ¿De la mala experiencia en Jumilla quieres hablar o…?

R: Es que no es mala experiencia. Me sabe mal porque tuvimos muchos problemas, pero me voy con haber cogido un grupo que estaba muy unido, una plantilla muy corta con muchos problemas, sin cobrar. Y me voy con la satisfacción de cogerlo en el puesto 19 y dejarlo en el 12 después de llevar cinco jornadas sin perder: tres partidos ganados, dos empatados contra UCAM Murcia entre otros. Por temas deportivos no tuve que salir, sino que fue por otros temas. Pero deportivamente me sirvió, me enriqueció mucho. Y el objetivo mío que era tener un equipo que estaba llamado a desaparecer, a no presentarse, el tratar de reconducirlo, aguantar el tiempo que tuve que aguantar hasta que el equipo se reforzó y dejarlo en la posición 12 en una situación estable. Entonces, esa es mi visión de esa etapa. Y tengo muchas cosas positivas, y de lo que tuve que lidiar con los presidentes también saco lo positivo porque, llegada otra ocasión que me pueda pasar, ya tengo una experiencia.

P: En cuanto al futuro, ¿tienes algo en mente?

R: Tenemos cosas cercanas.

P: ¿Cosas que se puedan decir?

R: Sí, bueno, puede estar cerca de la Región de Murcia, o sea que espero que pronto tengáis noticias y que me veáis donde yo quiero, que es en los banquillos o dentro de los clubs, en cualquiera de los puestos donde yo me siento a gusto.

P: Y para terminar, dos preguntas más generales. Desde que llevas viendo fútbol, ¿cuál ha sido el mejor jugador para ti? ¿Y el mejor equipo?

R: El mejor jugador Messi, sin duda. Y en cuanto al mejor equipo, el Barça de Guardiola y el Madrid de aquella primera vuelta de Ancelotti.

Sígueme en Twitter: @thecorner_blog

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca