Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El Teatro Victoria recibirá el premio Nacional Gregorio Arcos de la Asociación Amigos de los Teatros Históricos de España

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El Teatro Victoria recibirá el premio Nacional Gregorio Arcos de la Asociación Amigos de los Teatros Históricos de España

El próximo martes en una gala programada en el Teatro Circo de Albacete

Junta Directiva de la Asociación Teatro Victoria

Él próximo Martes, día 11, en el Teatro Circo de Albacete será el acto de entrega de premios Nacionales de Teatro Amithe (Amigos de los Teatros Históricos de España). Premio Pepe Isbert, a José Sacristán, y Gregorio Arcos, a la conservación del Patrimonio, a nuestra Asociación Teatro Victoria.

Gente Sencilla. Somos gente sencilla. Gente corriente. Somos gente corriente. Personas que comprenden que es impensable ver a diario el cierre de esa verja de hierro que separa un teatro, que separa el acceso a la cultura de un pueblo en un país, que se queja incansable y donde no procede de la desidia eterna de una clase política con las gafas de lejos, de más lejos aún y aún más lejos, que no mira a su entorno, al que está cada instante en el camino a casa o al trabajo, que un día se caerá así cerrado, y detrás de la verja resurgirá un solar, un centro comercial, un parquin disuasorio, o unos bloques de pisos con los que especular.

Cogidos con las manos a la verja, miramos hacia adentro, con la mano en la frente a modo de visera, y haciendo un gran esfuerzo que acostumbrara nuestra vista al fondo de la sala, al escenario abierto iluminado, decorado por Juanjo Ferrer, con un pequeño grupo de Teatro interpretando a Arniches, y un poquito más lejos, una orquesta sinfónica interpretando a Mozart y a Beethoven, dirigida por Cesar Palazón, un patio de butacas apretado de público que aplaude enardecido la realidad del Arte.

Hemos visto a los chicos de un colegio especial de nuestro pueblo, aplaudir como locos ante la sensación extraordinaria de poder ir al cine, sentarse en sus butacas, o en sus sillas de ruedas, ver hacerse el silencio y apagarse las luces y con un comportamiento exquisito, disfrutar de dos horas de película a los catorce años. Una experiencia nueva inolvidable, que se repetirá.

Nos hemos asociado, no somos muchos, con las ideas claras las funciones concretas repartidas, hemos sido valientes y a la vez cautelosos, hemos marcado el rumbo y elevado las velas, despacito, con viento del sureste, ha comenzado el viaje con la intención y con la voluntad precisa de no retroceder.

Importante el deseo de la familia Guerrero, propietaria del Teatro Victoria, de consagrar el espacio creado por su padre al destino del Teatro y del Cine.

Importantes los pasos previos a nuestro ahora, para encontrar las personas precisas, el equipo perfecto, la Junta Directiva, Los voluntarios, los colaboradores, la magia de las almas que quisieran abrir aquella verja, aprender cada uno de los nombres de este mundo, nombres desconocidos, porque nosotros, el actual equipo, no sabíamos de tramoyas, ni de patas, ni de telones, ni de bambalinas, no teníamos claro que son las productoras, ni la Sgae, ni el Sepei, ni los controladores, ni siquiera sabíamos de palomiteras, ni de iluminación ni de sonido, ni de precios, ni de ignifugados, y no reíros, pero nos costó mucho, de verdad, aprender a abrir aquella verja cada día. Hubo veces que pedimos ayuda a cualquier viandante, y aquel nos ayudó.

En ello estamos, y tener por seguro que no retrocederemos ni un paso.

Esto sólo tiene un camino, y es hacia adelante. Por eso cuando hace algunos meses, Gloria nos informó de que existía la posibilidad de recibir un premio, pues pensamos… ¡Genial!, más respeto tendrán para pararnos.

Aún no sabemos cómo han conocido nuestra existencia, qué resortes movieron sus miradas hacia nuestro trabajo, pero sí que sabemos claro y preciso tres cosas:

Uno, La categoría del premio que nos han concedido, no sabemos aún si es que nos viene grande, intentaremos estar a la altura y seguir trabajando en nuestro rumbo que es el vuestro.

Dos, Ojalá quien nos vea, comprenda que el deseo de abrir cada una de las verjas de los espacios culturales cerrados de este nuestro país, no es más que una orden. No es tan difícil, desde aquí les brindamos nuestro apoyo, es un modelo válido que podría servir para muchos más cines y teatros.

Tres, gracias, gracias, gracias. De corazón gracias.

Estamos deseando que llegue el 11 de Octubre.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca