Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El presidente de la Hermandad de la Virgen del Dolor muestra su desacuerdo por la decisión tomada por la Cofradía del Cristo de la Clemencia

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El presidente de la Hermandad de la Virgen del Dolor muestra su desacuerdo por la decisión tomada por la Cofradía del Cristo de la Clemencia

Carlos María López- Sastre, a punto de dejar su cargo, señala que abandonar la procesión a medio no es la mejor manera de protestar

En una entrevista realizada ante los micrófonos de Radio Hellín, el aún presidente de la Hermandad de la Virgen del Dolor ha reconocido que o sucedido en la tarde de Jueves Santo, la decisión drástica que adoptó al Cofradía del Cristo de la Clemencia de no continuar con el resto de participantes, hasta el final del recorrido, en el Convento de Capuchinos, fue algo que no gustó a los componentes de su Hermandad.

Carlos María López-Sastre aseguraba que “fue una decisión que no nos agradó”, al dibujar el corte que se produjo, tras esta decisión, cuando restaba la parte final del recorrido, desde la calle El Sol, hasta el Convento en la Gran Vía, para la mayoría de los integrantes en ese desfile.

El presidente que, este fin de semana, oficialmente dejará el cargo, tras doce años, a Pilar Flores, admitía que ésta era una posibilidad que se escuchó hace meses y, con más insistencia, en los días previos a esta procesión, aunque muchos dudaron que el órdago se fuese a cumplir, como se produjo al final.

Más adelante sobre la reivindicación de La Clemencia de recuperar el recorrido tradicional, que pasaría por regresar a las calles De Eras o Estrecho de Franciscanos, López indicó que “nuestra hermandad está dispuesta a aceptar el itinerario que se acuerde entre todos. No tenemos problema”, aunque recordaba que también habría que surcar una solución para La Santa Cena, en caso de volver al recorrido de años anteriores.

El problema de los horarios
Acerca de los horarios tardíos, en los que se recogen las procesiones del Calvario, en la mañana de Viernes Santo, y Domingo de Resurrección, principalmente, López Sastre reconocía que es un tema “delicado y muy sensible”, a la hora de afrontar con la implicación de los participantes, o no, en ambos recorridos, “aunque las soluciones o medidas, no podrán ser de un día para otro, pero sí desde el consenso, el diálogo y desde la firmeza”, sentenciaba.

.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca