Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El gobierno regional dispuesto a solucionar el problema de las aguas residuales en las pedanías

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El gobierno regional dispuesto a solucionar el problema de las aguas residuales en las pedanías

La directora provincial de Fomento visitaba la EDAR de Hellín para comprobar su estado actual

En la mañana de hoy, Amparo Torres, directora provincial de Fomento llegaba a la ciudad con el fin primordial de visitar el estado actual de la depuración de aguas residuales del municipio.

Su anfitrión, el primer teniente de alcalde Julián Martínez, así lo explicaba en la anterior rueda de prensa antes de iniciar el recorrido:

Tras asegurar que existía una falta de depuración en algunas pedanías, sin una solución definitiva que ofrecer a los ciudadanos, señalaba la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Hellín como una de las mejores obras realizadas en el municipio, pero que se encontraba infradotada del necesario caudal de agua residual para cumplir sus funciones, para seguir señalando que también en algunas de las pedanías como Cañada de Agra, Nava de Campaña, Agramón e Isso, no se estaban realizando en estos momentos, una depuración adecuada de las aguas residuales que se generaban en esta poblaciones.

El primer teniente de alcalde continuaba asegurando que su equipo de gobierno se veían en la obligación de buscar una respuesta inmediata para solucionar estos problemas medio ambientales y además afirmaba que al Ayuntamiento de Hellín “de forma no muy correctamente”, desde la Confederación Hidrográfica del Segura se le estaban imponiendo sanciones por la no depuración de las aguas residuales, sobre todo en la zona de Isso.

Martínez quiso explicar que para estos problemas con las aguas existían dos soluciones diferenciadas, la primera serían traer el agua residual desde Cañada de Agra y Nava de Campaña e Isso hasta la depuradora de Hellín, lo que garantizaría su funcionamiento, al aumentar el volumen de aguas, y por otro lado habría que realizar un sistema de depuración alternativo en la zona de Agramón, por su ubicación geográfica con menos altitud, barajando otras opciones como serían hacer otra depuradora convencional o otra más innovadora, como podría ser un filtrado verde o biológico.

Martínez, señaló que desde el Ayuntamiento se había preparado un informe técnico con todas las peculiaridades de este problema, para pasarlo a manos de la directora provincial, que fuera estudiado en su gabinete y buscar la solución más adecuada, además de la nombrada visita a la depuradora para que los técnicos le dieran el necesario conocimiento de su funcionamiento.

Problema urgente para el municipio de Hellín
Por su parte la directora provincial dijo conocer este problema y de la urgencia de su solución para el municipio de Hellín.

Tras calificar a la EDAR de Hellín como infraestructura ejemplar, Amparo Torres significó su urgente necesidad de obtener más caudal para conseguir un óptimo funcionamiento, por ello estaba conforme con el proyecto que había expuesto Julián Martínez de conectar las aguas residuales de las pedanías, y hacer una independiente en Agramón, incluso llevar a cabo otras más respetuosas con el medio.

450 millones para impulsar el segundo plan de depuración regional
La directora provincial también indicó que eran conscientes de las sanciones que se estaba recibiendo en algunos ayuntamientos de la región por parte de las Confederaciones Hidrográficas, y que el gobierno regional iba a impulsar el segundo plan de depuración regional poniendo como objetivo hasta el año 2.020, para invertir 450 millones de euros y así retomar todos los proyectos de depuración que se vieron paralizados por el anterior gobierno de Cospedal en el año 2011.

La ejecutiva aseguró que se habían paralizado 157 infraestructuras en toda la región que esto también había supuesto sanciones a los Ayuntamientos como podía ser el caso del de Hellín, simplemente por no acometer un presupuesto que ya estaba aprobado, con lo que se perdió 68 millones de euros que estaban asignados a estas infraestructuras de los cuales 30 provenían de fondos Europeos.

También habló del deterioro de las obras, algunas muy adelantadas, u los actos de vandalismos y robos, sufridos y el incumplimiento con las empresas que estaban contratadas.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca