Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

¿Dónde está Mari Cielo?

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
¿Dónde está Mari Cielo?

Tras cumplirse nueve años de su desaparición

Dentro de unos pocos días se cumplirán nueve años de la desaparición de Mari Cielo Cañavate aquella mujer de 39 años, madre de dos hijos, que en la tarde del 10 de octubre de 2007 no acudió al colegio a recoger a uno de ellos, circunstancia que a todos los que la conocían les pareció altamente preocupante.

Desde entonces nada más se supo de ella, caso de crónica negra que sufrió numerosas vicisitudes, las más importante la detención como sospechoso del hombre que convivía o había convivido con ella, Francisco R.G., que tras ser detenido, juzgado y condenado, por un jurado popular, el l1 de diciembre de 2011, a 15 años de prisión, indemnizar con 120.000 euros a cada uno de sus hijos y con 30.000 euros a su hermana Esperanza, que en aquellos días era la encargada de cuidar a los niños, posteriormente fue absuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha por falta de pruebas, la más fundamental, la ausencia del llamado “cuerpo del delito”.

Este cuerpo, el de la desafortunada Mari Cielo, fue buscado, sobre todo por las zona donde el sospechoso tenía su casa de campo, entre Pozohondo y Liétor especialmente en pozos, aljibes, charcas, simas, sin encontrar ni el menor rastro.

Su familia nunca han dejado de creer que fue asesinada, con el argumento de más peso que puede existir, no poder comprender como su hija o su hermana, hubiese sido capaz de abandonar a sus hijos, para emprender que incomprensible aventura.

Hace tres años, el 14 de octubre de 2013, llevaron a cabo la última manifestación pública. Allí en la Plaza de la Iglesia de la ciudad, una de sus hermana, Rosa Cañavate, leía un dramático comunicado, donde dijo, entre otras cosas, “buscamos un rayo de luz que nunca llega: Pedimos justicia para ella, pues es sabido que aquel fatídico 10 de octubre no la perdimos por azar del destino, sino que hay un porqué y un responsable de todo esto, a quien no le importó que tenía dos hijos que la necesitaban, ni el dolor irreparable que les causó para toda la vida”, o “el infierno que ha supuesto para toda la familia vivir en la incertidumbre y la desesperación”.

Si es cierto que su padre, Antonio Cañavate, declaraba posteriormente que mientras tuviera un hálito de vida continuaría buscándola, pesar del rechazo en numerosas ocasiones del Tribuna Supremo de admitir el recurso interpuesto por la familia ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha.

Ahora, este terrible suceso, nos ha vuelto a llegar a nuestra memoria periodística, tras los últimos casos similares ocurridos y que llenan páginas de los medios de comunicación y las redes sociales, como son los de Diana Quer y Juana Ramos, desaparecidas en los últimos días del pasado mes de agosto.

Sus desapariciones siguen sin esclarecer y sus cuerpos sin ser hallados. por más que las fuerzas del orden público y voluntarios, se esfuercen. En su busca.

En el caso de Mari Cielo, todo sigue igual, por eso la pregunta que encabeza este comentario sigue en el aíre.

¿Hasta cuando?

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca