Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Carlos Lozano, corazón indomable

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Carlos Lozano, corazón indomable

Por José García González

Foto: Carlos Lozano Gotor junto a su padrino de jura, José María Blanc (1966) (cedida por Carlos Lozano y Concepción González)

Conocí a Carlos Lozano Gotor cuando le abrí un espacio de opinión en Radio Hellín, que enseguida convirtió en un soplo de aire fresco (una Galia irreductible al dominio de Roma), utilizando las ondas para expandir sus pensamientos, que nos mejoraron a todos los que compartimos micrófono con él.

También quise que colaborara en La Semana de Hellín en 1994, en donde le hice un perfil: “Es un señor con bigote y, sobre todas las cosas, un gran conversador, capaz de sacar punta a los asuntos más romos. Carlos Lozano Gotor tiene la gran suerte de decir siempre lo que piensa, de tal manera que, lo que en otros sería un defecto absoluto, en él es una gran virtud”.

En El Diario de Hellín escribió hace 20 años un artículo en la portada (Soledad): “Me quemo en mis deseos, muero y resucito. Siempre estaré de mudanzas y de lejanías. Soy gente corriente, sin cultivar, con pensamientos viejos, de siglos, y con mirada de vecindario, sin sentido del tiempo que llega y se va”.

Carlos Lozano Gotor era una de esas personalidades que nunca pasaba desapercibida, porque tenía ideas propias que defendía en todas partes. Una persona íntegra a la que no le importaba encontrarse en minoría, porque no era hombre de modas, sino de convicciones, esas que defendió hasta el último suspiro.

Carlos Lozano, corazón indomable, amigo: ¡Buen viaje!

thumbnail_CLG (2)

 

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca