Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Cierre por todo lo alto de la primera parte de las Rutas de la Diputación en Ayna y Socovos

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Cierre por todo lo alto de la primera parte de las Rutas de la Diputación en Ayna y Socovos

Más de cien senderistas disfrutaron de esta actividad

Este sábado y domingo, 26 y 27 de mayo, tuvieron lugar otras dos nuevas rutas de senderismo, dentro de la actividad que organiza la Diputación Provincial de Albacete para promocionar el turismo, el deporte y la cultura de nuestros pueblos.

Los participantes pudieron disfrutar, el sábado 26, de la “Ruta de Los Picarzos”, en lo más profundo de la garganta que forma el río Mundo, en Ayna como uno de los parajes más pintorescos y singulares de la zona. Una ruta circular, de 16 Kilómetros de distancia, con una dificultad alta y unas cinco horas de duración.

Pasaba un poco de las 8:30 cuando se iniciaba la ruta junto a la parada del autobús. Comenzaba la ascensión por los restos de una calzada romana que les conducirá al estrecho del “Gargantón” junto al mirador del Diablo, desde donde se observa el valle en todo su esplendor. Por una pista forestal siguieron varios kilómetros hasta llegar a “La Fuente de la Parra” donde almorzaron, rodeados de flores principalmente amapolas, oyendo el discurrir pausado del agua, una zona acondicionada con bancos, mesas y barbacoas.

La ruta sigue bajando por una preciosa senda hasta la aldea del Arroyo de los Gatos siguiendo las indicaciones del GR 6. Éste les lleva hasta Royo Odrea, aldea de espectacular belleza situada en una ladera de gran pendiente junto al río Mundo, donde la organización les tenía preparado un refrigerio a base de paloma fresquita y hojuelas hechas por mujeres del Pontarron.

Cruzaron al otro lado del río para llegar hasta el mirador de “Los Infernos”. Desde aquí, cogerían una preciosa senda para descender hasta el manantial del Lentisco Macho y desviarse a la izquierda y bajar hacia el río siguiendo las indicaciones del GR 67 donde llegarían a la zona de la Fuensanta. A partir de ahí, entre una densa vegetación, seguirían la senda por la ribera del río Mundo hasta llegar al pueblo, donde ascenderían por una gran pendiente hasta el municipio, donde a la sombra al lado de la piscina, de nuevo el Ayuntamiento, les tenía preparado un aperitivo con bebida fría tan agradecida después del esfuerzo. Tras la merecida comida, hicieron una visita guiada por el pueblo de Ayna.

Ya el domingo, y sin salir de la Sierra del Segura, otros cincuenta participantes visitaron Socovos, con la “Ruta del Calar y Fuente del Angosto”, circular, de 15 kilómetros de distancia, dificultad técnica alta y cinco horas de duración.

La actividad comenzaba sobre las 9 de la mañana, y lo hacía tras la bienvenida de José Luis Sánchez Gómez, alcalde de Socovos, quien les acompañaría durante toda la ruta y les aportaría bastantes datos de historia, tradiciones y demás curiosidades del municipio.

Partieron de la Plaza del Doctor Fuster (también denominada La Feria), precisamente en el lugar que la Falla de Socovos divide dos unidades tectónicas, hecho geológico referente en la investigación tectónica a nivel internacional, desde donde se dirigirían a contemplar el espejo de un hito geológico conocido como Falla de Socovos. Tras la breve explicación de la Falla subirían hacia el Calar. Carriles y senderos se alternarán, pero siempre en una exigente y continuada subida. Transitaron por la Cañada del Burro y los Prados Altos, un paraje donde se mezclan pinos negrales y pinos carrascos, y donde brotan varias fuentes.

Un poco antes de llegar, en la rellanada del Calar, el Ayuntamiento les tenía preparado un rico y variado aperitivo con bebida fría. Tras un repecho duro llegaron a la cima, con 1.300 metros de altitud, desde donde pudieron contemplar un horizonte impresionante, identificando conocidas montañas de la comarca y poblaciones tan alejadas como Hellín. La cima del Calar es un típico paisaje kárstico de rocas porosas que han permitido la formación de muchas oquedades y donde se encuentran algunas simas para los amantes de la espeleología.

Bajaron por el flanco sur de la sierra, concretamente por el denominado barranco de la Lobera (debido a un hueco donde se supone que se refugiaban los lobos) que posteriormente toma el nombre de barranco del Angosto, por una fuente que mana en ese lugar con el mismo nombre. Dicha fuente se ubica al pie de la Peña de Santa Bárbara, un despoblado musulmán encaramado a más de 1200 metros de marcado carácter defensivo. Atrás dejaron dos piedras enhiestas, que vistas desde lejos parecen dos personas, y que los lugareños las conocemos como La Monja y El Fraile. A mitad de ladera, se dirigieron hacia el cortijo de Las Quebradas; un singular caserío que, junto a los otros cercanos del Madroño, son ejemplos etnográficos muy interesantes para su estudio y contemplación.

Una senda les bajará rápidamente hasta el paraje Loma Alegre, y de regreso de nuevo a Socovos, aunque a un kilómetro más o menos han tenido que correr ya que empezaba a caer una tromba de agua impresionante.

Después de comer, visitaron la impresionante colección de fósiles de Jose Antonio “El Maleta”, una de las más grades que existen en el país.

Dos preciosas y exigentes rutas con paisajes espectaculares, que hizo disfrutar a los cien participantes de esta actividad, que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete.

Se despiden así las rutas senderistas, hasta después de las vacaciones estivales, y regresarán el domingo, día 2 de septiembre, en Mahora, con la ruta “Cañones del Valdemembra” de 16 kilómetros.

Rutas de la Diputación en Ayna y Socovos. Rutas de la Diputación en Ayna y Socovos.
Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca